Business picture

Portada del sitio > Tutoriales > El grabado no tóxico, bases acrílicas, mordientes salinos, film fotopolímero (...)

El grabado no tóxico, bases acrílicas, mordientes salinos, film fotopolímero tintas de base al agua.

Paco Mora Peral

Viernes 4 de junio de 2010, por pmp

 

 
 

Es sorprendente que la mayoría de los grabadores, cada vez más, sienten que ha llegado el momento de explorar nuevas vías, que nos permitan evitar los tradicionales productos y procesos altamente tóxicos en el trabajo diario. No es raro encontrar casos de grabadores víctimas de alguna que otra intoxicación, y daños en la piel, en los ojos y en las vías respiratorias, o que sufren cáncer, por tener contacto o inhalar vapores de disolventes hidrocarburos, asfalto, resina y ácidos. No hablemos ya de los talleres de serigrafía…

Bajo el nombre de Grabado no tóxico se engloban diferentes técnicas de grabado basados en barnices acrílicos ( para aguafuerte, aguatinta, barniz blando, etc) y de fotograbado basados en el film fotopolímero ( de la industria de circuitos impresos) y de tintas calcográficas de base acuosa. Por supuesto , estas técnicas utilizan productos químicos con los que hay que tomar unas precauciones ( como con TODOS los productos químicos ) pero cuyo uso es menos peligroso para la salud del grabador , siempre y cuando lo haga en determinadas condiciones.

Para el grabador experimentado en las técnicas tradicionales el paso al Grabado no tóxico supone un cambio de hábitos , que pueden ser al principio incómodos pero ciertamente van a mejorar la seguridad e higiene en su trabajo. Por otra parte los resultados pueden ser tan buenos o mejores que con las técnicas tradicionales.

Hay que avisar de que estos nuevos medios tienen sólo unos diez años de antigüedad, por lo que los materiales empleados encuentran novedades cada día en la industria y en las estanterías de las tiendas de bellas artes y en los supermercados. Con nuevos productos testados y con nuevas posibilidades que hay que explorar. Para los que no se conforman con las fórmulas comerciales hay un campo muy vasto donde investigar y conseguir aquél barniz o tinta que se ajuste a las necesidades técnicas y expresivas del artista-grabador. La industria de los polímeros acrílicos es imparable.

Comenzamos aquí una serie de artículos , extraídos de mi propio cuaderno de taller y de los apuntes para los alumnos que han seguido mis cursos sobre Grabado no tóxico . Estos apuntes están sujetos a las variaciones de los diferentes productos y marcas de cada lugar, y se perfeccionan cada día con mis propias experiencias y aportaciones de mis colegas.

1.- EL GRABADO NO TÓXICO.

Las primeras experiencias con los polímeros y fotopolímeros acrílicos aplicados al grabado se realizaron a principios de los años 90 en los EEUU con las aportaciones de Keith Howard, Mark Zaffron, Friedhard Kiekeben, y más tarde con las de Henrik Boegh y Alfons Bytautas, entre otros.

El Término “grabado no tóxico” fue acuñado alrededor del año 1997 por el artista canadiense Keith Howard, con la publicación de su libro Non-toxic intaglio printmaking, para designar una serie de procedimientos de grabado y fotograbado alternativos a los tradicionales donde los ácidos volátiles, disolventes hidrocarburos, emulsiones fotográficas, resinas y asfaltos fueron sustituídos por barnices acrílicos, sales mordientes menos nocivas y film fotopolímero y por productos de limpieza doméstica.

También se incluye en esta categoría el GRABADO ELECTROLÍTICO, como aplicación de la Galvanoplastia y la electrodeposición de metales que se conocen desde mediados del S. XIX , y en cuyo desarrollo y enfoque artístico más actuales han contribuido notablemente Cedric Green, Nik Semenoff, Marion Berh, Omri Berh, Peter Jones, Ole Larsen, y en España Alfonso Crujera.

La adopción de los procedimientos del grabado no-tóxico importados desde EEUU en nuestro taller cuenta con algunas pequeñas dificultades técnicas que surgen de la adaptación necesaria a los productos comerciales, los materiales y los químicos que son accesibles para el grabador en cada país. No obstante, lejos de desanimarme, éste inconveniente me ha movido a buscar y estudiar y conocer la naturaleza y comportamiento de los materiales que estaban a mi alcance en España.

Nos quedan algunos problemas por solucionar, como encontrar el barniz ¿acrílico de base acuosa? que resista completamente y sin levantarse la acción del mordiente de sulfato de cobre. Por supuesto sin recurrir a resinas acrílicas que sí son resistentes pero cuyos diluyentes son hidrocarburos, y no pueden entrar en nuestro “taller saludable”. La química de los polímeros acrílicos está en una constante evolución marcada por el imparable ritmo de la industria. Sólo hay que buscar y experimentar…¡como siempre!. La solución a este problema ya está cercana, pero aún queda verificar y afianzar experiencias en mi taller.

Para los que no quieren perder tiempo buscando en el mercado hay una serie de productos ya contrastados que pueden importarse de EEUU o de Holanda.

2.- LA PLANCHA.

La totalidad de los procedimientos aquí descritos tienen en el COBRE su mejor soporte. La tradición del grabado ya nos hablaba de las ventajas técnicas del cobre sobre otros metales: mordidas más limpias, mayor resistencia mecánica, mayor facilidad para los tratamientos electrolíticos. El LATÓN se comporta de manera similar al cobre.

Además , el cobre puede morderse con una sal, el PERCLORURO DE HIERRO en una disolución al 40% en agua ( 45 º Beaumé) que no produce vapores tóxicos. Todo sea dicho: el grabador español Francisco Esteve Botey ya nos hablaba en su libro publicado en 1914 de éste mordiente para el cobre, aunque lo utilizaba más diluído en agua ( 35 º Be) y por tanto más corrosivo.

También emplearemos otros metales como el ZINC y el ALUMINIO más accesibles y baratos que morderemos con una disolución de SULFATO DE COBRE que tampoco produce vapores tóxicos. En honor a la verdad hay que decir que los barnices acrílicos no son totalmente impermeables al mordiente de sulfato de cobre ( la laca de bombillas tampoco). Aún tenemos por delante la tarea de investigar la manera de prescindir de los barnices tradicionales al asfalto sustituyéndolos por alguna fórmula de barnices y bloqueadores no tóxicos adecuados al sulfato de cobre. El campo de las resinas y polímeros acrílicos y de las ceras sintéticas están todavía por explorar, y cada día es más amplio. Tengo que expresar aquí mi agradecimiento a JHONSON POLYMER Y BASF por su importante ayuda en la búsqueda del polímero acrílico al agua adecuado para el mordiente de sulfato de cobre.

En cualquier caso el film fotopolímero sí es resistente al sulfato de cobre.

Pendiente de evaluar más profundamente queda el ACERO.

Las planchas metálicas tendrán un grosor entre 0,5 y o,8 mm, no es necesario más gruesas. Además de los metales utilizados para la técnicas indirectas ( con mordidas) podemos emplear otros materiales como el metacrilato, el plexiglás, o las planchas de madera contrachapada o de DM. Para técnicas de incisión directa y aditivas.

La laminación con film fotopolímero se puede hacer sobre cualquier plancha de metal o plástico o sobre madera convenientemente preparada.

2.1.- PREPARACION DE LA PLANCHA. La plancha debe estar muy bien desengrasada, garantizando la adherencia del film fotopolímero y de los barnices acrílicos durante la mordida.

Los biseles se harán siempre que no sean un inconveniente para la laminación del film fotopolímero. Ello dependerá también del grosor de la plancha. Pero siempre preservaremos de cortes a los fieltros de estampar matando los filos de los bordes de la plancha con lija de agua sujeta en un taco de madera.

2.1.1.- Planchas de metal:

1. Cortar la plancha al tamaño deseado con cizalla.

2. Para quitarle la grasa protectora que trae de fábrica la plancha conviene darle un primer lavado con polvos de AJAX o VIMCLOREX y estropajo SCOTCH BRITE o LANA DE ACERO, o con ESTROPAJO JABONOSO AJAX .

3. Pulir la plancha con papel de lija al agua para metal del nº 800 al 1200, si es posible con lijadora orbital. Conseguiremos una textura superficial que facilitará la adherencia del film fotopolímero.

4. Lavar la plancha con lavavajillas y agua. Enjuagar.

5. Desengrasar con BLANCO DE ESPAÑA ( bien cernido) y VINAGRE para desengrasar la superficie, con una esponja o algodón. Enjuagar con agua.

6. Secar con un trapo limpio y seco o papel de limpieza industrial o de cocina.

7. Dejar la plancha unos minutos en la cabina de secado, o usar un secador de pelo.

8. Tener cuidado en no dejar huellas de dedos en la plancha.

2.1.2.- Planchas de metacrilato:

1. Cortar la plancha al tamaño deseado.

2. Desengrasar con alcohol ( etílico o metílico). con un trapo limpio.

3. Limpiar y secar con un trapo limpio.

4. Tener cuidado en no dejar huellas de dedos en la plancha.

2.1.3.-Planchas de madera.

1. Pulir la plancha con papel de lija de madera , siguiendo la veta si la tiene, del nº 320.

2. Dar una capa a la plancha de barniz acrílico transparente. Lascaux 2060, o PRIMAL. Para quitarle porosidad y hacerla más receptiva al film.

3. Cuando esté seco, volver a lijar y volver a dar otra capa de barniz.

4. Superponiendo capas de barniz va desapareciendo la textura de la madera que aparecerá en la estampa.

3.- GRABADO AL AGUAFUERTE CON BARNIZ DURO LÍQUIDO ( ACRYLIC RESIST).

APLICACIÓN DEL BARNIZ: Con la plancha perfectamente pulida, desengrasada y seca se le aplica el barniz acrílico “CERA-BARNIZ ESPECIAL MADERA CARREFOUR”. Este barniz está compuesto de polímeros policarboxilatos y ceras acrílicas, es de color lechoso y queda completamente transparente, incoloro y brillante una vez que está seco.

El barniz se emplea sin diluir, tal como viene de fábrica. Y puede colorearse añadiéndole un poco de tinta china o pintura acrílica negra. Seca muy rápido.

- Sobre una cubeta sujetar la plancha en posición casi vertical apoyada por un canto y bañar la plancha con el barniz por ambas caras. Manejar la plancha con guantes de látex por los cantos.

- Dejar escurrir la plancha sobre la cubeta que recoge el sobrante y recoger el barniz que se acumula en el canto inferior apoyándolo sobre papel de periódico.

- Ir girando la plancha y secando el borde inferior en papel de periódico. Repetir la operación hasta que los 4 cantos estén secos y dejen de gotear.

- La capa de barniz debe quedar lo más regular y fina posible.

- OJO: Si se observan “cráteres” u “ojillos” en la superficie barnizada y húmeda estamos ante una mancha grasienta que está rechazando el barniz: Hay que repetir la operación desengrasando bien.

- Poner a secar durante unos 10 minutos como mínimo en la cabina de secado, en posición vertical, evitando el contacto con el anverso (cara de la plancha que se va a grabar).

- Por el reverso puede sellarse completamente la plancha con cinta adhesiva de embalaje o vinilo adhesivo aironfix.

- Si el barniz no se coloreó de negro previamente se puede pintar después con témpera negra ( con aerógrafo, o con rodillo de gomaespuma sin insistir) . Ésto nos da un contraste óptimo para ver el dibujo en el metal, pero antes de morder la plancha hay que eliminar la témpera con agua fría ( sin frotar, suave y rápidamente ) para no estropear el mordiente. Sin olvidar el volver a secar la plancha en la cabina antes de morder.

- Para más seguridad ,y en climas húmedos, es aconsejable dar 2 ó 3 manos de barniz acrílico , dejando secar perfectamente en la cabina de secado dada mano antes de aplicar la siguiente. Este barniz se puede colorear mezclándole un poco de acrílico negro para aerógrafo.

Una vez que la plancha está completamente seca ejecutaremos nuestro dibujo con una punta de acero afilada rayando el barniz; quedando expuesta la plancha en esas líneas a la acción del mordiente.

Para el cobre será suficiente una capa de barniz por que resiste bien el mordiente de percloruro férrico. Pero éste barniz es menos resistente al mordiente de sulfato de cobre que empleamos para zinc y aluminio: habrá que aplicar 2 capas de barniz dejando secar la primera de ellas antes de aplicar la segunda.

También podemos aumentar la resistencia del barniz-cera mezclándole Primal o Lascaux-2060.

Sobre el barniz duro podemos hacer lavados y levantar parcialmente el barniz seco de la plancha con una solución acuosa débil de amoníaco o de carbonato sódico. Secar con papel sin extender.

Últimamente he empleado con éxito el Joncryl 8225 de Jonhson Polymer-Basf, aplicándolo por inmersión, y sin diluir sobre zinc y aluminio , resistiendo perfectamente al mordiente de sulfato de cobre.

ELIMINACIÓN DEL BARNIZ: se sumerge la plancha en una cubeta con agua y amoniaco o algún limpiador doméstico amoniacal o una disolución fuerte de agua y carbonato sódico ( sal sosa de lavar). Emplear guantes. En general, el ALCOHOL ISOPROPILICO (PROPANOL) es un buen disolvente de los barnices acrílicos, pero lo reservaremos para los más resistentes como el Barniz de Tapar o StopOut.

Sólo en casos extremos, cuando el barniz no se levante con éstos medios, se empleará una disolución suave de hidróxido sódico ( sosa caústica ) en agua. Con la sosa caústica hay que extremar las precauciones, debiendo emplear protección con guantes, gafas y hacerlo al aire libre.

4.- GRABADO AL AGUAFUERTE CON BARNIZ BLANDO Y DURO A RODILLO ( ACRYLIC RESIST).

BARNIZ A RODILLO: El barniz de aplicación a rodillo tiene la misma composición tanto para el “barniz blando” como para el “aguafuerte”. La diferencia está en que el barniz blando se trabaja cuando el barniz de protección de la plancha está aún húmedo, y para el aguafuerte dicho barniz se deja secar perfectamente y endurecer en la cabina de secado.

- PRECAUCIONES: Este barniz no permite lavar la plancha en agua hasta que la mordida en Percloruro Ferrico no ha concluído. Podemos levantar el barniz trazando con un pincel y agua.

- No es resistente al mordiente de Sulfato de Cobre.

- Se hace una pasta compuesta de 1/3 de medium acrílico o aglutinante Lascaux 2060 y 2/3 de tinta xilográfica al agua Graphic Chemical, de color rojo carmesí ( Crimson red) o negro de humo ( Lamp black) . Se bate bien con espátula sobre una placa de vidrio perfectamente desengrasada, seca y sin ningún arañazo. Cuanto mayor es la proporción de medium acrílico el barniz seca más rápido y es más resistente. Realmente con unas gotas puede ser suficiente.

- Éstas tintas tienen un secado relativamente lento en comparación con cualquier pintura acrílica; más lento el negro que el rojo. Si el ambiente es demasiado caluroso y seco se podría retardar el secado añadiendo unas gotas de ETILENGLICOL o un retardante para acrílicos ( por ejemplo, Rembrandt Acrylic Retarder) . Si el ambiente es demasiado frío puede añadirse unas gotas de GLICERINA, que suaviza la pasta.

- La pasta se extiende sobre el vidrio con un rodillo de goma semiblando que previamente habremos desengrasado perfectamente con agua y lavavajillas, y seco.

- Aplicaremos sobre el vidrio una capa delgada y uniforme , pero en cantidad suficientemente, aplicando el rodillo en direcciones cruzadas .

- Se toma la plancha ( desengrasada, limpia y seca) sobre el mismo vidrio, a un lado, y se aplica el barniz con el rodillo cubriéndola totalmente y sin irregularidades.

- BARNIZ BLANDO: Si dejamos secar 5 minutos la plancha , podemos hacer sobre ella el procedimiento del “barniz blando” bien sea aplicando encima un papel sobre el que dibujaremos con lápiz ( con lo que el barniz se queda adherido al papel por debajo, mostrándose el brillo del metal descubierto) o bien texturizaremos como ya se explicará más adelante. -

Finalmente se seca la plancha 20 min. en la cabina y se muerde en el Percloruro Ferrico.

- AGUAFUERTE: pasados 15 minutos desde que barnizamos la plancha, la secaremos en la cabina 20 min. ( o la dejamos al aire 24 horas) y podremos dibujar sobre ella con una punta seca como si fuera una aguafuerte. Finalmente meteríamos la plancha en el mordiente.

- Los tiempos de mordida para barniz blando son mayores que para aguafuerte.

- El barniz sobrante en la placa de vidrio debe desecharse, y el rodillo limpiarse inmediatamente con agua y jabón lavavajillas.

       
Barniz acrílico a rodillo ( blando-duro) .
- 2 volúmenes de tinta xilográfica al agua Graphic Chemical , bien en color rojo W/S Block Print Inks CrimsonRed 1661A
- 1 vol de Aglutinante Lascaux transparentlak 2060, o resina acrílica Primal.
- Mezclar íntimamente, con espátula.y extender sobre una placa de cristal con rodillo semiblando.

La composición de las tintas xilográficas de Graphic Chemical es un secreto industrial, si bien las tintas tradicionales japonesas se componían de un pigmento mezclado con una goma de arroz ( obtenida a partir del almidón de arroz) o con goma arábiga.

- BARNIZ BLANDO TEXTURIZADO: Se prepara el barniz en el vidrio y se aplica a la plancha como se ha explicado.

- Aproximadamente 10 min, después: se pasa ésta plancha barnizada por el tórculo ( a presión de estampación normal) con trozos de tela, tarlatana, arpillera, una hoja vegetal papel de aluminio arrugado o cualquier elemento textural similar. Encima se pone un acetato engrasado con aceite de girasol, aplicado con papel de cocina, estirado lo más posible ( en capa muy delgada). La cara engrasada se pone hacia abajo contra los elementos texturales.

- La plancha con los objetos, y el acetato se cubre con Papel Manila doble ( para evitar manchas en los fieltros) y se pasa por el tórculo.

- Aplicada la presión, se retiran los elementos texturales con cuidado de no tocar la plancha ( quizás con unas pinzas). El barniz queda adherido a esos elementos. La plancha se retoca, y se tapan los biseles con un barniz de tapar o de paro ( Stop out), se seca en la cabina, y se mete a morder en MORDIENTE DE EDIMBURGO durante una hora.

- El barniz blando o duro a rodillo no es resistente al agua, aunque esté seco; por lo que no podemos lavar la plancha hasta que la mordida se haya completado.

- BARNIZ BLANDO, DIBUJADO: Se prepara la plancha como en el caso anterior.

- Se aplica un papel suave absorbente ( un folio, papel Manila…)encima de la plancha aún húmeda ( mordiente al tacto) y se dibuja en el dorso del papel con lápiz de dureza 2h para trazos firmes, HB y “B para trazos más vaporosos y sombreados. El barniz se adhiere al papel dejado al descubierto la plancha.

- Se mete la plancha en el mordiente de Edimburgo durante 60 a 90 min. Dependiendo del trazo.